vivienda en sinarcas

El objeto de la rehabilitación resulta un antiguo corral, largo tiempo en desuso, construido como elemento adyacente y complementario de la vivienda principal, 10 años anterior. El estado actual presenta un buen grado de conservación, y casi total ausencia de elementos impropios, excepto la carpintería exterior original de madera, que se ha visto sustituida por otra metálica.

La construcción se configura a partir de dos volúmenes separados por un patio. El primero de ellos forma un pórtico interior, mientras que el segundo se levanta como un volumen de dos alturas cuya técnica constructiva principal es el muro de mampostería, perfectamente coherente con la tradición de la comarca.

maqueta proyecto

La intervención planea el saneamiento del forjado y refuerzo mediante capa de compresión aligerada, así como la sustitución de las cubiertas por un sistema de paneles sándwich. Para configurar la vivienda, ambos volúmenes originales son respetados, y unidos mediante un cuerpo que genera un nuevo patio interior, especialmente dimensionado para suministrar de luz natural todas las estancias de la vivienda. La fachada exterior se mantiene opaca, pues la pretensión es crear una casa que dé la espalda a la calle para concentrarse en un espacio interior estanco y sosegado.

El programa admitía la inclusión de un pequeño despacho que sirviera las veces como habitación de invitados, así como un aseo de cortesía. La plata superior queda dedicada a la habitación de los hijos, y se formula como un cuarto de planta libre equipado con una gran librería, mientras que la principal queda secundada por el núcleo de la escalera, que configura dentro de su espacio la ducha y el lavabo.

El sistema de revoco de cal tradicional  -esencial para la correcta ejecución de la rehabilitación del cerramiento- pasa del exterior al interior, estimulando la relación de espacios y materiales. La madera, el hormigón pulido y la cerámica vitrificada dialogan con las superficies blancas maestreadas, como también con la terracota del patio interior. Una encina preside su centro, siendo este un guiño a la tradición agrícola de la zona.

 

planta baja
planta altillo

 

 

 

Compártelo:

2014

En este proyecto han colaborado Paula Rodrigo como diseñadora y TFM carpinteros en el diseño de mobiliario. Obra pendiente de ejecución.

Sinarcas, Valencia